sábado, 30 de octubre de 2010

En muchas ocasiones, los pacientes con la enfermedad de Devic se sienten incomprendidos por su entorno más cercano (familia, amigos, compañeros de estudios o trabajo), y realmente, no les resulta sencillo manejar esta situación extra a sus problemas diarios producto de su enfermedad.
Hemos traído un fragmento de un hermoso poema del autor "Nicolás Guillén" (Cuba, 1902-1989) que pudieran dedicarle estos pacientes a ese entorno que no logra comprender y muchas veces, los abandona...

CANCION

!De que callada manera
se me atendra usted sonriendo,
como si fuera
la primavera!
(Yo, muriendo.)

Y de que modo sútil                                            
me derramó en la camisa
todas las flores de abril.                                    

                                                                               ¿
Quién le dijo que yo era
risa siempre, nunca llanto,
como si fuera
la primavera?
(No soy tanto.)

En cambio, !qué espiritual
que usted. me brinde una rosa
de su rosal principal!

!De que callada manera
se me adentra usted sonriendo,
como si fuera
la primavera!
(Yo, muriendo.)

                                                                

1 comentario:

  1. solicito iformacion sobre la enfermedad de devic ya que conozco una joven con esa enfermedad y necesita mucha ayuda ,si akguien sabe que se puede hacer y donde,por favor aviseme,,muchas gracias..ella vive en tampico tamps mexico..mi correo es ..licosvaldoquintero@hotmail.com

    ResponderEliminar